You are currently browsing the category archive for the ‘Libro Verde UE Protección de los Bosques’ category.

Fuente: Heraldo de Aragón

http://www.heraldo.es/noticias/teruel/nuestros_montes_olvidan_pide_que_los_ciudadanos_participen_restauracion_las_zonas_quemadas.html

Anuncios

PRESENTACIÓN

La Plataforma Ciudadana: “Nuestros montes no se olvidan” es una iniciativa ciudadana que pretende reflexionar y actuar sobre la problemática  y especificidad de los incendios forestales en la provincia de Teruel.

Consideramos que es una plataforma necesaria para dar voz a las personas y colectivos afectados por los grandes incendios, porque en la mayoría de las ocasiones la tragedia del fuego cae en el olvido con el paso del tiempo. Pensamos que es suficientemente importante para el futuro de la provincia intentar aportar soluciones a este problema y mantenerlo en la actualidad informativa.

Los incendios forestales son una importante amenaza para los municipios de Teruel, no sólo por las pérdidas humanas y económicas que ocasionan, sino también porque afectan a nuestro patrimonio natural, uno de los recursos más importantes del territorio, además de que suponen un riesgo real para los propios asentamientos urbanos. Amenaza que se agravará en un futuro próximo, ya que no podemos olvidar que los efectos del cambio climático se están manifestando a través de sequías y grandes incendios en zonas no habituadas a este fenómeno.

Desde la plataforma “Nuestros montes no se olvidan” queremos trabajar por los siguientes objetivos:

– Evitar que los incendios forestales caigan en el olvido y que la Administración actué de manera eficaz, coordinada y con visión de futuro en la restauración integral de las zonas afectadas.

– Reclamar que se tomen medidas preventivas efectivas en todo territorio que sea susceptible de sufrir un gran incendio forestal.

– Analizar el papel que debe jugar la administración estatal y regional, la administración local y los habitantes de la provincia en la mejora de la defensa frente a los incendios forestales, tomando en consideración los aspectos específicos del medio natural y socioeconómico de la provincia de Teruel.

– Promover la participación ciudadana en la toma de decisiones vinculadas a la gestión de nuestros montes y concienciar a la población sobre el problema de los incendios.

– Definir entre todos, a través de la reflexión y el diálogo,  qué funciones queremos que tengan nuestras masas forestales y valorar su importancia para el futuro de la provincia de Teruel y sus habitantes.

– Desarrollar propuestas concretas de actuación y mejora en las fases de prevención, extinción y restauración de los incendios forestales.

– Organizar actividades y eventos para reclamar soluciones, concienciar y educar sobre la importancia de evitar los grandes incendios forestales y paliar sus efectos.

 

Asociaciones y colectivos adheridos

FORO CIUDADANO AGENDA 21 DE ANDORRA-SIERRA DE ARCOS (COMARCA DE ANDORRA)

TALLER EDUCACIÓN AMBIENTAL DEL CEA ITACA (ANDORRA)

CENTRO DE ESTUDIOS AMBIENTALES ITACA (ANDORRA)

ASOCIACIÓN PARA EL DESARROLLO DE MONTORO DE MEZQUITA (VILLARLUENGO)

ASOCIACIÓN CULTURAL CARRASCA ROCK (EJULVE)

ASOCIACIÓN DE PROPIETARIOS DE FINCAS RÚSTICAS MASÍAS DE EJULVE – MAESTRAZGO (EJULVE)

ASOCIACIÓN CULTURAL Y MEDIOAMBIENTAL SAN VALERO (CAÑIZAR DEL OLIVAR)

ASOCIACIÓN DE MUJERES LA PLATA (CAÑIZAR DEL OLIVAR)

COLECTIVO SOLLAVIENTOS (TERUEL INTERIOR)

CENTRO DE ESTUDIOS DEL MAESTRAZGO TUROLENSE (CEMAT)

CENTRO DE ESTUDIOS LOCALES DE ALCORISA (CELA)

GRUPO DE ESTUDIOS NATURALISTA DEL JILOCA (GENJ)

ASOCIACIÓN CULTURAL EL HORNO (FUENFERRADA)

CLUB DE MONTAÑA CUATRINEROS (ESCUCHA)

ASOCIACIÓN CULTURAL AMIGOS DEL MUSEO DE LA ESCUELA (ALCORISA)

ASOCIACIÓN CULTURAL “LA CAÑADILLA” (LA CAÑADILLA, ALIAGA)

COORDINADORA CIUDADANA “TERUEL EXISTE” (PROVINCIA DE TERUEL)

OTUS – ECOLOGISTAS EN ACCIÓN (PROVINCIA DE TERUEL)

FUNDACIÓN BOSQUES DE LA TIERRA (DELEGACIÓN TERUEL)

ASOCIACIÓN CULTURAL SANTOLEA VIVA (SANTOLEA, CASTELLOTE)

PLATAFORMA AGUILAR NATURAL (AGUILAR DEL ALFAMBRA)

ASOCIACIÓN CULTURAL LA ALBADA (POBORINA FOLK, EL POBO DE LA SIERRA)

FUNDACIÓN KALATHOS (ALCORISA)

MONTAÑEROS EN ACCIÓN (ZARAGOZA)

Aportaciones al “LIBRO VERDE: Preparación de los bosques al cambio climático”

 

 

La Plataforma Ciudadana: “Nuestros montes no se olvidan” se reunía el domingo 25 de julio con motivo de la conmemoración de los grandes incendios  que asolaron la provincia de Teruel, durante el verano de 2009, dónde más de 12.000 ha de superficie forestal resultaron quemadas.

 

Pese al grave impacto medioambiental, social y económico que estos hechos han supuesto para la provincia, la administración no ha presentado un plan de restauración que permita la restauración integral de las zonas afectadas ni ha variado su política de gestión forestal, centrada casi exclusivamente en la extinción. Por tanto, los efectos del incendio perdurarán en el espacio y en el tiempo y, muy probablemente volverán a producirse nuevos grandes incendios (como el ocurrido en la misma comarca en 1994 que afectó a más de 15.000 ha).

 

Los días 6 y 7 de abril de 2010 la Plataforma participaba en la “Conferencia sobre Protección de Bosques” organizada conjuntamente por la Comisión Europea y el Ministerio de Medio Ambiente celebrada en el Centro Nacional de Educación Ambiental en Valsaín (Segovia) donde ya fueron propuestas  algunas de las aportaciones que realizamos a continuación.

 

 

Consideraciones previas

 

 

– Las masas forestales afectadas de la provincia de Teruel se sitúan en la zona bioclimática correspondiente a la Región Mediterránea y distribuidas fundamentalmente en dos pisos: mesomediterráneo y supramediterráneo. En ambos casos tiene lugar una intensa sequía estival y una gran amplitud térmica, factores ambos que limitan la productividad vegetal.

 

-La vegetación arbórea característica del piso mesomediterráneo la constituyen masas  de pino carrasco (Pinus halepensis), y encinares (Quercus ilex ballota), y masas mixtas de ambas especies. Estas formaciones presentan una buena capacidad de regeneración después del fuego, no obstante su ubicación en zonas relativamente secas, la escasa profundidad de los suelos forestales y  la intensidad de los incendios, van a condicionar su regeneración. En el piso .supramediterráneo predominan los pinares de pino silvestre (Pinus sylvestris) y pino negral (Pinus nigra), con rodales más o menos extensos de quejigo (Quercus fagínea), carrasca (Quercus ilex ballota) y sabinares (Juniperus ssp). En este piso bioclimático, la presencia de grandes incendios es prácticamente excepcional y la mayoría de las especies afectadas tienen baja capacidad de regeneración. Así, en las extensas masas de pinares afectas por el incendio no se espera una regeneración de estas especies las cuales, además, tienen su hábitat natural amenazado por los efectos del cambio climático. .

 

– Las afecciones medioambientales han sido muy importantes: eliminación de la cubierta vegetal, desarrollo de procesos irreversibles de desertificación, impacto paisajístico, pérdida de especies catalogadas como Vulnerables y Protegidas en el Catálogo de Especies Amenazadas de Aragón y de árboles monumentales, afección a zonas protegidas (más de 3.000 ha de espacios pertenecientes a la Red Natura 2000 (ZEPAs y LICs) con sus correspondientes impactos en la fauna.

 

– La provincia de Teruel presenta unas características socioeconómicas singulares (poca población y muy envejecida, escasa actividad económica, falta de iniciativas empresariales,…) que en las zonas afectas por los incendios están todavía más acentuadas. Así, basta recordar que la densidad de muchas de las zonas arrasadas por los incendios no superan los 3 habitantes/km2 y que ha habido términos municipales que se han visto afectados en más del 70% de su extensión. En este contexto, los incendios tendrán graves repercusiones en los sectores económicos ligados al medio natural (hosteleria y turismo, caza, setas,…) únicas alternativas de desarrollo para estas zonas.

 

Como Plataforma Ciudadana son varias las reivindicaciones y propuestas que se han realizado al departamento competente en esta materia (Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón) al considerar que no se está realizando una gestión adecuada, ni en la restauración de la superficie afectada ni en la prevención  para el resto de zona forestal amenazada. Además, estamos reivindicando un trabajo transversal de varios departamentos del Gobierno de Aragón sobre este asunto, pues las afecciones de un incendio forestal y su restauración no es un asunto exclusivamente medioambiental. Entre las propuestas planteadas destacan:

 

– Elaboración de un Plan integral de Restauración para las zonas afectadas, en el cual se consideren todos los impactos ocasionados por el incendio (ambientales y socioeconómicos), se analicen los riesgos de degradación y la capacidad de respuesta de las formaciones vegetales afectadas por el fuego y se consideren los efectos del cambio climático en las propuestas de restauración. Plan que debe ser flexible e incluir mecanismos de control y seguimiento de las actuaciones propuestas para redefinir las técnicas aplicadas en función de los resultados obtenidos.

 

– Un plan de Gestión Forestal que considere tanto los cambios socioeconómicos de los últimos años como el entorno de incertidumbres económicas y ambientales actuales y futuras para proteger, conservar y revalorizar los montes de la provincia, actualmente inmersos en una grave amenaza de sufrir procesos irreversibles de desertificación.

 

 

– Constitución de una Mesa de trabajo y participación sobre la problemática forestal que reúna a todos los sectores, tanto técnicos, como administrativos y ciudadanos en la búsqueda compartida de soluciones.

 

 

Propuestas a la Comisión Europea:

 

– Consideramos necesaria la puesta en marcha de una estrategia europea que haga frente a las nuevas amenazas derivadas del cambio climático, los cambios socioeconómicos y las incertidumbres futuras. En este contexto los incendios serán cada vez más inevitables, por lo cual la estrategia a seguir deberá basarse en paliar los efectos y extensión de los mismos.

 

– Que esta estrategia se adapte a cada una de las diversas zonas que conforman los países de la UE, entre ellos las del arco Mediterráneo, cuyos bosques presentan unas características específicas, que los hacen más vulnerables a los incendios forestales.

 

Que se vele desde la Comisión Europea porque esta estrategia se aplique, independientemente del órgano gestor o el poder político que lo sustente y de intereses electoralistas a corto plazo.

 

Que la Unión Europea aúne la política forestal con la de desarrollo rural, de tal manera que la gestión forestal se convierta en un factor de desarrollo de áreas rurales con problemas de despoblación, como la provincia de Teruel, que podría ser un área piloto de proyectos que se desarrollen en esta línea.

 

Que esta futura estrategia contemple actuaciones relacionadas con la protección y conservación de la biodiversidad de montes y zonas arboladas que forman parte importante del Patrimonio Natural provincial y están íntimamente relacionadas con la problemática del medio rural. Se ve necesario poner en valor esa biodiversidad a través de planes de gestión y conservación.  

 

Que la Unión Europea potencie la gestión privada de los terrenos forestales en el Mediterráneo, hoy prácticamente abandonados por la falta de rentabilidad. Se requiere la revalorización de productos (no necesariamente madereros) y de servicios producidos por los montes y que hoy no presentan valor de mercado.

 

Revisión de algunas políticas sectoriales desarrolladas por la Unión Europea, como la reforestación de tierras agrícolas y las ayudas agroambientales, para adecuarlas a la realidad (y especificidad) de los montes mediterráneos.

 

Consideramos también la necesidad de establecer sistemas de información que actualicen problemáticas y necesidades de los ciudadanos en relación con la protección, uso y disfrute de los montes.

 

 

Que se promueva la participación ciudadana en la toma de decisiones en torno a la gestión forestal desde una perspectiva regional/local.

 

Que la Unión Europea establezca unos criterios y procedimientos de restauración de bosques y montes tras un incendio forestal, Estas restauraciones deberán tener en cuenta  la adaptación al cambio climático y otros problemas ambientales añadidos.

 

Que la Unión Europea incida en la gestión preventiva de los incendios forestales modificando la actual estrategia basada, casi exclusivamente, en la extinción.

 

Que se promueva el estudio y la investigación, tanto en labores de prevención de incendios forestales como de restauración. En este sentido, la introducción del fuego como elemento de gestión debería ser tenido en consideración.

 

Que se promueva una educación ambiental en torno al valor del bosque y el monte, la biodiversidad que acoge, los servicios medioambientales que presta a la sociedad y la importancia de las actuaciones  preventivas.  

 

Que se promueva entre la sociedad la necesidad de convivir con los incendios forestales, de forma que sepa reaccionar cuando estos se produzcan. La Unión Europea debería incidir en la articulación de protocolos de protección civil que consideren las situaciones de riesgo para la población e infraestructuras básicas.

 

Que se promueva la formación del personal dedicado a los trabajos forestales. Se debería potenciar que el personal dedicado a los trabajos forestales tuviese una vinculación directa con el medio rural para el cual trabaja.

 

Que se ponga en valor los usos tradiciones vinculados al medio rural y el monte.  

 

Que se pongan en marcha acciones de custodia del territorio, pago por Servicio Ambiental Prestado,….  dirigido a la población rural: agricultores, ganaderos,…

 

 

Esperamos que  nuestras aportaciones sean de interés en la elaboración de la futura estrategia de la Unión Europea sobre protección de los bosques e información forestal.

El presente Libro Verde tiene por objeto abrir un debate en torno a las distintas opciones posibles para el establecimiento de una estrategia de la Unión Europea (UE) sobre protección de los bosques e información forestal, en el marco del Plan de Acción de la UE para los Bosques, como anunció la Comisión en el Libro Blanco «Adaptación al cambio climático: Hacia un marco europeo de actuación» Conclusiones del Consejo de 25 de junio de 2009 sobre ese Libro Blanco, se insistía en que el cambio climático había tenido e iba a seguir teniendo impacto, en particular en los bosques. Habida cuenta de que esos impactos van a tener consecuencias socioeconómicas y ambientales, conviene prepararse ya, de manera que los bosques de la UE puedan seguir realizando todas sus funciones en unas condiciones climáticas cambiantes.

En este contexto, la protección de los bosques de la UE debería tener por objeto garantizar que estos sigan realizando en el futuro todas sus funciones productivas, socioeconómicas y ambientales.

El debate abierto por el presente Libro Verde debería, pues, centrarse en determinar cómo modifica el cambio climático las condiciones de la gestión y protección de los bosques europeos y cómo debería evolucionar la política de la UE para reforzar su contribución a las iniciativas de los Estados miembros en asuntos forestales. ¿A qué problemas nos enfrentamos? ¿Cómo puede la UE contribuir a solucionarlos? ¿Qué información necesitamos? 

Descarga Libro Verde (pdf): Libro verde UE protección de los bosques

Para participar directamente en la consulta hasta el 31 de julio de 2010 (Tu voz en Europa – Comisión Europea):

http://ec.europa.eu/environment/consultations/forests_en.htm

Calendario

octubre 2017
L M X J V S D
« Jun    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031