Martes, 25 de Mayo de 2010 11:28 – LA COMARCA. Editorial

Aragón es, según el informe del Justicia, la segunda Comunidad Autónoma que menos invierte en gestión forestal, tras las Islas Baleares. Sin embargo, las hectáreas de monte arrasadas se han triplicado desde 1994. El pasado año fue uno de los peores de las últimas décadas con miles de hectáreas que fueron pasto de las llamas a lo largo y ancho del Bajo Aragón Histórico.

Pasados ya unos meses sobre aquellos días trágicos, es necesario que tanto las administraciones como la sociedad se planteen los montes que quieren tener en el futuro y el legado que se quiere dejar a las generaciones venideras. Es necesario fijar criterios económicos de rentabilidad que puedan hacer de los bosques un beneficio real para las localidades sobre las que se asientan. También se hace necesario incrementar los medios materiales en la lucha contra el fuego e implicar a la sociedad en ello. La plataforma ‘Nuestros montes no se olvidan’ es una iniciativa pionera lanzada desde el Bajo Aragón Histórico que busca incidir en ello rescatando del olvido la tragedia que supone el fuego. Hay que cambiar las formas de actuar a todos los niveles si no se quieren repetir los errores del pasado que pagamos en la actualidad.

Anuncios