Fuente: Diario de Teruel. Domingo 25 de abril de 2010

M. Navarro/Ejulve

Alrededor de 60 personas participaron ayer en la marcha senderista reivindicativa convocada por la Plataforma Ciudadana: “Nuestros montes no se olvidan” para visitar las zonas afectadas por el incendio de Ejulvé-Aliaga, que con 7.300 hectáreas arrasadas fue el más fuerte de todos los que acontecieron en Aragón en 2009. El objetivo era que la gente “visualizara” la tragedia y solicitara al Gobierno de Aragón que sus medidas – valoradas en 21,5 millones de euros- no se queden en labores medioambientales, sino que aproveche la tragedia para estimular el medio forestal como sector económico dinamizador de la zona.

La plataforma considera que, al margen de prolongar los contratos de las cuadrillas de Sodemasa, “se puede promover el medio forestal, desde la restauración y conservación, como sector dinamizador económico de la provincia de Teruel”, según dijo José Manuel Salvador, portavoz de la asociación. En su opinión, es precisa “la contratación de personas de las zonas afectadas para los trabajos, al igual que su correcta formación y dirección”. Por ello, cuando el Director General de Gestión Ambiental, Alberto Contreras, visitó Ejulve hace dos semanas, los alcaldes del territorio le pidieron que el plan implicara a otros departamentos del Gobierno de Aragón, para contar con la colaboración del Inaem para la formación y de Industria para ayudar a traer alguna planta de biomasa a la zona, ya que existen empresas interesadas en implantarse, aunque dependen de subvenciones para rentabilizar su inversión.

Desde su escaño de alcalde de Ejulve, Salvador también hizo autocrítica al señalar que “las administraciones locales – Comarcas, Grupos Leader y Ayuntamientos- debemos buscar proyectos de empleo que ocupen a la población local en el monte durante los dos próximos años”. En este sentido, los ayuntamientos de Ejulve y La Zoma han adjudicado los aprovechamientos madereros a empresas privadas.

Comisión de seguimiento del plan

La Plataforma Nuestros Montes no se olvidan quiere que el Departamento de Medio Ambiente la considere como interlocutora y cree una comisión de seguimiento del plan de restauración programado hasta 2017 en la que estén presentes entidades locales y sociedad civil. “La inversión que se va a hacer está muy bien, pero nos gustaría que se contara con la gente experimentada del territorio y se detallara punto por punto las acciones concretas a acometer” dijo el portavoz de Nuestros montes no se olvidan. Por todo ello, y “para que la gente sea consciente de lo que hemos perdido y lo que nos va a costar remontar” ayer tuvo lugar una marcha senderista que recorrió 13 km de la zona siniestrada en julio. El recorrido comenzó en el puerto de Majalinos y discurrió por la torre de control de incendios forestales y por los Tres Mojones, – un enclave situado a caballo entre La Zoma, Aliaga, Ejulve y Cañizar del Olivar desde el que se aprecia un panorama desolador, con un sin fin de pinos quemados- para acabar con una comida en el barrio de La Cañadilla (Aliaga).

Anuncios