M. NAVARRO / Los Olmos
El Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón invertirá 1,6 millones de euros hasta el año 2017 en la restauración de las 634 hectáreas calcinadas en el incendio de Los Olmos-Alcorisa en verano de 2009. Para realizar los trabajos se ampliarán los contratos de las cuadrillas forestales de Sodemasa, y participarán también empresas privadas.

Según anunció el director general de Gestión Forestal, Alberto Contreras, “los trabajos no arrancan ahora, ya que en septiembre empezamos a trabajar en el primer plan de choque”. En él se invirtieron 188.000 euros para realizar labores de retirada de madera y realización de fajinados en 42 hectáreas para evitar la erosión del terreno y favorecer la regeneración natural de las especies calcinadas. Si no se diera esta espontaneidad “tendríamos que repoblar”, señaló.

500.000 euros en 2010
 
 
 

 

En 2010 está previsto invertir alrededor de 500.000 euros para dar continuidad a los trabajos -quedarán otros 900.000 euros hasta 2017-. A nivel de todo Aragón, según explicó Contreras, “hemos llegado a un acuerdo con los sindicatos para que las 47 cuadrillas aumenten los tiempos de trabajo”. De esta forma, “ninguna va a trabajar menos de siete meses, cuando antes había algunas que lo hacían cinco o seis meses”. Por lo tanto, el volumen de trabajo se incrementará en 110.000 horas este año, lo que “supone un avance para la plasmación de puestos de trabajo en el territorio”, dijo el director general.

Además, a las labores de retirada de madera se sumarán empresas privadas subvencionadas por el Gobierno de Aragón, y otras compañías madereras que realizarán aprovechamientos energéticos o para aglomerados en virtud de contratos firmados con los ayuntamientos.

En Los Olmos se da la circunstancia de que de las 634 hectáreas quemadas, 105 son públicas y 529 pertenecen a monte privado gestionado por una sociedad del pueblo. Sin embargo, se desconoce cuántos miembros tiene, por lo que la concesión de permisos para que DGA pueda entrar a actuar allí tardará en llegar. “De modo que hemos empezado por el monte público porque aquí nos movemos con mayor rapidez”, dijo Contreras.

El martes, en Ejulve
 
 
 

 

El director general inició hace 15 días una ronda de visitas a los 11 grandes incendios que se produjeron en Aragón en 2009. Tras estar en el de Corbalán-Cedrillas y Fayón-Mequinenza, el martes hará lo propio con el de Ejulve-Aliaga-Cañizar. En cada visita se reúne con los alcaldes para explicarles las medidas forestales locales que contempla el plan general del Gobierno de Aragón, que prevé unas inversiones hasta 2017 de 52 millones de euros en toda la región.

Acepta el diálogo
 
 
 

 

Interrogado acerca de la Plataforma Ciudadana “Nuestros montes no se olvidan”, que busca implicar a la sociedad civil en la defensa del monte para que no se vuelvan a producir incendios de gran tamaño, contreras dijo que “mis interlocutores son los alcaldes de cada municipio, elegidos democráticamente”. Sin embargo, aseguró que “acepto cualquier planteamiento civil, y hablaré con ellos siempre que tenga oportunidad”. Además, “si sus propuestas son correctas no tendré ningún inconveniente en asumir determinadas cuestiones que ellos planteen”. El Director General de Gestión forestal recordó que, siete meses después de la reunión en Andorra de las zonas afectadas, han tomado “la decisión de contar con dos personas de cada pueblo con alto riesgo de incendio para que colaboren en la coordinación” cuando se propague un fuego.

Anuncios